off

5. Ideas Para Llevar El Mensaje de Salvación

 

SIZE: 10.69 MB

Esta es la última sesión del curso ¿Cómo Evangelizar? Hemos aprendido la importancia que tiene para la iglesia, para los creyentes y para Dios el hecho de compartir con la gente de nuestro entorno las Buenas Nuevas de Salvación. Hemos visto cómo desarrollar un evangelismo práctico partiendo del testimonio de nuestra propia vida. También vimos algunas excusas que nos impiden predicar el Evangelio y cómo dejarlas atrás.

En esta quinta sesión conoceremos varias ideas que nos ayudarán a hablar de Jesús con las personas, dar una voz de aliento y de salvación a aquellos perdidos. Sabemos que toda criatura que respira depende de Cristo y por ello somos mensajeros privilegiados y escogidos por Dios para llevar el mensaje de esperanza.

Podemos tener varias opciones prácticas al momento de evangelizar. Por ejemplo si por ningún motivo no existe un tema que hablar, podemos comenzar hablando de una lápida; preguntarle a la persona qué es lo más importante que va escrito en una lápida; después llegar a la conclusión de que la vida es muy corta. Llevar a la persona a considerar sobre la muerte, hablar acerca de la eternidad, preguntarle si algo le garantizará si el día de mañana va a despertar.

Es importante que en el evangelismo práctico, la persona sepa que estamos interesados en su destino eterno, que es importante para nosotros y que queremos compartir con ellos el mensaje que da libertad, conciencia de pecado y gozo. Hay que ser primero que todo, amigos de la gente para poder llevarlos a Cristo.

Regalar un tratado es una buena oportunidad para transmitir el mensaje. Por nosotros mismos no podemos hacer que la persona crea y aunque rechace el tratado habremos hecho nuestro trabajo.

Que nos quede claro que si estamos andando en una vida pecaminosa, estaremos inhabilitados para llevar el mensaje del Evangelio y sería mucho mejor no hablar hasta que nuestra vida refleje lo que predicamos.

Para concluir una frase parafraseada  <<Si no tenemos sed de llevar el mensaje a los perdidos, nosotros mismos no somos realmente salvos >>.