off

35. Esperando y Confiando en El Señor

Descargar Audio

 

Salmos 37:4, nos muestra cuan delicioso es deleitarse en Jehová. Como consecuencia Él nos dará las peticiones de nuestro corazón.

Salmos 33:22, nos habla de poner nuestra esperanza en el dador y no en la dádiva.
Necesitamos alguien que nos anime y nos conforte en esos momentos de lucha espiritual, de desánimo o por las consecuencias de nuestro pecado.
Salmos 57:1, ¿a quién acudimos para refugiarnos?
Salmos 16:1, ¿quién es nuestra protección?
Salmos 31:19, El Señor tiene bondad para aquellos quienes han buscado refugio en Él.
2 Samuel 22:31, los caminos del Señor son perfectos y Él es escudo para aquellos que buscan fortaleza en Él.
Salmos 2:12, bienaventurados todos aquellos que en Él confían.
El hecho de buscar protección en Dios no significa que nos hace merecedores de ello, sino que es reconocer nuestra impotencia y que solo es por Su bondad que podemos tener refugio.
¿Qué sucede con la esperanza? Las promesas de la gracia de Dios ocurren en el lugar correcto. Nosotros somos muy afanados, cuando nos metemos en problemas queremos salir «ya» del embrollo. Pero con el Señor no es así, debemos tener paciencia y esperar. Si la respuesta se demora, el Señor nunca nos decepcionará ni seremos avergonzados.
Salmos 147:11, el Señor favorece aquellos que esperan en Él. Dios no puede ser glorificado ni alabado si no esperamos en Él.
Salmos 78:21, 22, la ira de Dios se levantó contra su pueblo porque no creyeron (no tuvieron fe) en Dios, ni confiaron en su salvación.
2 Crónicas 13:18, el pueblo de Judá se apoyó (confiaron) en Dios y no fue castigado.
Salmos 37:5, encomendar al Señor nuestro camino y Él hará lo que le pidamos.
GUARDANDO EL PACTO CON DIOS
No significa vivir una vida perfecta. Significa tener una vida de devoción y de confianza en el Señor. Salmos 25:10.
Filipenses 2:12 ocupandonos en nuestra salvación con temor y temblor porque el Señor es quien pone el querer y el hacer en nosotros.
Salmos 25:8 nosotros también tenemos responsabilidad en buscar a Dios. Son pecadores quienes temen al Señor que obtienen bondad de parte del Señor.